sábado, 11 de octubre de 2014

Si tú no estás aquí no sé...

...qué diablos hago amándote.


sábado, 14 de junio de 2014

Quisiera decirte...

...que hoy estoy de maravilla. 
Que no me ha afectado lo de tu partida.
Pero con un dedo no se tapa el sol.




A veces querría taparlo, y que no volviera a salir. Pero es imposible. Aquí dentro hay algo que no se apaga. No quiero que se apague. Y cada vez que estoy contigo me reafirmo en mis sentimientos. 
Sé que eres tú. No hay otra. Y creo que no la habrá.
Sólo tengo una vida, y me encantaría compartirla contigo.

Quisiera decírtelo, pero no soy capaz. Tú lo sabes. Y entiendo que si tu no mueves ficha, no tengo nada que hacer...

martes, 1 de abril de 2014

Peor que el olvido...

...fue frenar las ganas de verte otra vez.

Yo no sé expresarme como lo hacen estos tíos: Quique, Iván, Joaquín,...cualquiera de los que te dejo normalmente por aquí para que escuches. Pero me apetecía contártelo porque en realidad me apetece contarte cualquier cosa. Sin embargo no soy capaz de llamarte, me da pánico. 
Tengo tantas cosas que contarte...tantas cosas pendientes...pero tengo la sensación de que no las quieres escuchar. Quiero pensar que tú también tienes miedo. Miedo a recordar...y que teguste.
Pero eso sólo quiero pensarlo, porque es menos duro así. La realidad, supongo, es otra. No quiero saberla. No me interesa.
Me interesa lo que sé de ti. Lo que vivimos juntos. Eso sí. Eso no se borra, con nada.

Los días más bonitos..



Peor que el olvido,
fue volverte a ver.


domingo, 2 de marzo de 2014

Me ahoga el te quiero...

...qué jamás podré decir.

Hace un año y 6 días que duermo sólo.
Es horrible, no por dormir sólo, sino por haberlo hecho con la persona que creo que era perfecta para mi. Con la que me hubiera gustado compartir mi vida.
Ha pasado mucho tiempo, ya lo sé, pero todavía lo sigo pensando, y no creo que esta idea se me vaya de la cabeza, por lo menos en un tiempo.
Supongo que son los tópicos que todo el mundo utiliza, pero me siento vacío, como si me hubiesen arrancado un pedazo de mi. 
Éramos uno. Y ahora a mi me falta algo.
Me siento sólo, sin ese apoyo que tenía, sin esa persona que tan bien me conocía, y que sabía siempre cómo ayudarme, cómo apoyarme. Cómo hacer que fuera feliz.
Me siento débil. Antes me sentía el rey del mundo. Podía con todo. Con ella superé muchas barreras, a las que nunca me había atrevido ni tan siquiera a ver a la cara. Y las había vencido. No estaba sólo, y mi fuerza era también la suya.


No ha pasado un sólo día, en estos 371 días en que no haya pensado en ti. Eres lo primero en que pienso por la mañana, y lo último al acostarme, así cada día. Así cada noche.

Supongo que serás feliz, más feliz que antes. Deseo sinceramente que así sea. Que todo esto por lo que estoy pasando sea para compensar tu felicidad. No puedo decirte que me alegro, porque no es así. Soy demasiado egoísta para poder sentir eso. Pero eres una de las mejores personas que conozco, y sabes perfectamente que no son muchas, y todo lo bueno que te pase, te lo has ganado. Nunca te han regalado nada, siempre te lo has tenido que ganar tú, siempre has tenido que demostrar. Y nunca te has escondido.

Nunca había querido tanto, y nunca había sufrido tanto. Cada lágrima compensa cada buen momento contigo, cada sensación que me has hecho vivir, por eso no me cuesta derrocharlas. 

Has dejado un legado imborrable en mí, he aprendido mucho contigo y de ti. Supongo que es lo único con lo que puedo quedarme. Porque tu ya estás lejos de mi, o por lo menos así lo siento yo.

                                 Y te echo de menos.

Aquí empezó todo. Siento nostalgia. Ojalá algún día pueda volver a cantártela.


jueves, 6 de febrero de 2014

Dos niños pequeños...

...que lo sentían todo, 
y lo sigo sintiendo hoy por ti.




Te miro en el tiempo
 y siento que tú eres lo que quiero,
 mi niña, mi sueño,
 todo eso que no tengo,
 y que sigo sintiendo hoy por ti.

martes, 22 de octubre de 2013

Sin arrugas en la frente...

...pero con ganas de morir.
Paseando por las calles,
todo tiene igual color.
Siento que algo echo en falta
y no sé si será el amor.

Una de mis canciones favoritas.
Pocas veces ha tenido un significado tan real y tan duro para mi.

martes, 8 de octubre de 2013

El mundo ajeno a lo nuestro...

...iba a su velocidad.


Mientras que ella y yo anudados,
nos prometimos el mar.


Y si el destino quisiera 
hacer con los dos un lazo,
me agarraré a su cintura 
y haré un nudo con mis brazos.

La vida son cuatro días
 y yo por el tercero voy.
Y ese día que me queda
lo soñé para los dos.

Pero si por una de estas
ella no vuelve a pasar,
recordaré que en San Pedro
nos prometimos el mar...